Ultimos Comentarios

Luis Cerda Herrera

Luis Cerda Herrera

10. Abril, 2015 |

Comparto tus versos, la liberta es como el aire que respiramos

Saludos

sergio silva

sergio silva

22. Febrero, 2015 |

Juan cuevas Quevedo, es este tu correo? si es así espero tu respuesta. Fraternalmente, Sergio silva.

Arsenio Aguilera

Arsenio Aguilera

22. Enero, 2015 |

Hermosa poesía que refleja lo vivido abordo de la embajadora de los mares. Felicitaciones por ese maravilloso talento. Un ex-marino y...

Eugenio

06. Agosto, 2014 |

muy buenos tus poemas, te felicito compadre, aun tengo recuerdos de cuando nos reiamos juntos a otros funcionarios del S.A.G y la...

manuela rodriguez

manuela rodriguez

06. Enero, 2014 |

Señor marcelino, hermosos sus poemas ,muchas gracias por ayudarnos a encontrar un hotel y personas como ud necesita este mundo Dios lo...

Prólogo al libro "Cuentos del sub mundo"

18 Agosto 2014

Chris Walker escribió:

 

Prólogo al libro “Cuentos del Sub Mundo” de Pablo Esteban Garrido Cádiz (QEPD)

Sin tener exactitud de que y como escribirle al gran Pablo Garrido, donde quiera que estés, solo agradezco el tener este espacio bendito para compartir algo, que nos unió por siempre, el viaje de la vida, por el sub.- mundo.

Era marzo del año 2008, y a eso de las 02:30 AM en mi hogar en San Felipe, me daba vueltas y vueltas, la situación que aquejaba a nuestros hermanos y hermanos en situación de calle, en ese entonces y de un momento a otro, salimos un grupo de amigos por la noche a compartir esta dura realidad con un buen termo con café calientito y una buenas allullas con mortadela, teníamos mas miedo de ser muy invasivos a que nos pudiera pasar algo en términos de seguridad, a esa hora de la madrugada todo puede suceder más si son lugares oscuros y con olor a inseguridad.

Sin embargo, como no recordar el día en que me encontré a Pablo por esos caminos de la vida, lamentablemente me lo encontré sin fácil identificación (su cuerpo mostraba heridas  de su propio viaje por la oscuridad), cuestión que mas adelante iba a entender mejor.

Hablamos lo que pudimos, y lo invite a visitarme un día a mi oficina para poder compartir aún mejor sus inquietudes con un buen café; de ahí en adelante todo fluyó y es así como comenzó su proceso de intervención en el programa calle. Siempre el intercambio de información era la clave para mantener una sencilla y efectiva comunicación, lo que siempre sucedió, por la honestidad de sus relatos y la sencillez que se dió para compartir sus vivencias a través del programa.

Era Mayo del año 2009, cuando el destino se manifiesta en su máxima expresión, un accidente que casi me costó la vida, un atropello junto a mi bicicleta viví gracias a un colectivo y quede en estado de inconciencia al momento de la tragedia.

En la ocasión, Pablo venia de su trabajo (vendía verduras y frutas en su carrito) y se detuvo al encontrarse con la bicicleta y yo en el suelo; estaban carabineros y la ambulancia y gente mirando por supuesto; la ocasión sirvió para que Pablo cerrara el circulo; el ayudó a la gente a mi identificación, él andaba con mis datos en su credencial del programa Calle y por cierto facilitó el canal de información hacia los míos.

Pablo me encontró, como yo lo hice con él y en más de una ocasión navegamos juntos en ese inmenso mar de profundidades, cuantas veces por las tardes conversábamos cada cuento, cada historia sin retorno, en fin eran simplemente las vivencias de un gran sujeto, un hombre que preso de su propio destino quiso siempre volar y ver la vida desde lo mas profundo, sus propios cuentos del sub.- mundo.

Gracias Pablo por compartir tus vivencias y relatos, gracias por llevarme por ese viaje interminable, un gran espacio donde espero que cuando volvamos a encontrarnos, sea para leer nuestros propios cuentos de vida, eso será en algún momento, pero aún no amigo.

Gracias Pablo por tu historia,

Chris Walker.

 

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.