Ultimos Comentarios

Luis Cerda Herrera

Luis Cerda Herrera

10. Abril, 2015 |

Comparto tus versos, la liberta es como el aire que respiramos

Saludos

sergio silva

sergio silva

22. Febrero, 2015 |

Juan cuevas Quevedo, es este tu correo? si es así espero tu respuesta. Fraternalmente, Sergio silva.

Arsenio Aguilera

Arsenio Aguilera

22. Enero, 2015 |

Hermosa poesía que refleja lo vivido abordo de la embajadora de los mares. Felicitaciones por ese maravilloso talento. Un ex-marino y...

Eugenio

06. Agosto, 2014 |

muy buenos tus poemas, te felicito compadre, aun tengo recuerdos de cuando nos reiamos juntos a otros funcionarios del S.A.G y la...

manuela rodriguez

manuela rodriguez

06. Enero, 2014 |

Señor marcelino, hermosos sus poemas ,muchas gracias por ayudarnos a encontrar un hotel y personas como ud necesita este mundo Dios lo...

El Huaso

                                                      EL HUASO  CHILENO

                                        (Símbolo de una tradición)

Es el mejor reflejo de la cultura campesina. Personaje típico, de preferencia de las zonas geográficas de los Valles Transversales y la llamada Depresión Intermedia del centro de Chile, comprendida desde la región de Coquimbo por el norte hasta la región de los Lagos por el sur.

¿Cómo, cuándo y  dónde surge nuestro”huaso”.es motivo de discusiones, en cuanto a su origen y raíz, hay una teoría que dice que viene del quechua, del término huaso-que significa lo rústico, tosco o grosero-huasú, que significa “ancas” (del caballo)

Hay quienes aseguran que la expresión designa más bien, a un hombre de a caballo que a un hombre de campo.

Recuerdo que en el año 1962, nuestra escuela desfiló para el 21 de mayo, y al final detrás nuestro, venían compañeros vestidos de huasos en sus briosos caballos, dando término al desfile. Y  al pasar frente a las autoridades, el alumno Sr. Efraín Guerra (Q.E.P.D.) paró su caballo en dos patas, haciendo un saludo protocolar a las autoridades, recibiendo aplausos y un comentario generalizado. Posteriormente salieron fotografías en la portada del diario local, como testimonio de esa ocasión.

Muchos compañeros aún llevan el apelativo “el huaso”, esa palabra se usa para descalificarlo en forma despectiva por falta de gracia o viveza o por pesadez o burla. Es lo contrario, se tienen que sentir orgullosos, porque “huaso” es montar y bajar bien del caballo, es ser astuto con sus semejantes, especialmente con el género femenino, buenos modales. Todos estamos de  acuerdo con su picardía, astucia, consigue con su sagacidad lo que se propone. Se quita el sombrero para saludar, usa con maestría el lazo y viste de acuerdo a sus actividades campesinas.

Su medio de transporte, trabajo y fiel compañero lo llevan a desarrollar un modo de vida único. Desarrolla una cultura rica en actitudes tradiciones y pensamientos.

Conocer al huaso, noble y bueno de nuestros campos chilenos, es encontrarse con las verdaderas raíces de lo que somos. En ellos aún está la mezcla de mapuches y españoles lo que desencadenó  sus cantos con ritmo indígena, tejidos en telares y vasijas de greda.

Nos representa, se une el amor puro, demuestra poesía, tierra, música y belleza de nuestros campos, es fruto de coraje, esfuerzo, heroísmo y es digno de ser ensalzado.

Es un hombre religioso y devoto, siempre lo encontramos en las fiestas de Cuasimodo, Vírgen del Carmen, carreras a la chilena, torneos de rodeo, conjuntos folclóricos, etc.

Esta religiosidad fue heredada de sus antepasados, de allí viene el sentido de honor de ofrecer a una dama los triunfos, este es el que reina en los campos.

Viste de acuerdo a sus actividades campesinas, sabe cómo entenderse con la díscola tierra. Su ropa de trabajo, resistente con sombrero de paja y para ocasiones elegantes, el testimonio material más expresivo es su apero, su vestimenta y los arneses de su caballo.

Cuando viste elegante usa un pantalón ajustado a rayas, chaqueta corta, sombrero de paño, buen zapato de tacón, lindo cinturón a la medida, lujoso chamanto o manta tricolor, las espuelas grandes y elegantes, si el huaso es adinerado, son de plata. su caballo también es afortunado: corto de tuza, cola bien peinada y bien cepillado, buena montura, los huasos finos, piden estribos de madera de naranjo tallados a mano con rosetas grecas, estos engalanan al jinete y al caballo y su lazo bien enrollado.

Definición general de nuestro personaje: se le reconocen sus virtudes que lo hacen digno de admiración y de orgullo. Un típico chileno, su gran caballerosidad, su lealtad, su patriotismo, su valentía y lo mejor, es un huaso ladino.

Desde 1952, durante 6 décadas se han hecho presente marcando un hito en su historia, desfilando en la parada militar cada 19 de septiembre, como un símbolo de las tradiciones nacionales en homenaje al día de “Las Glorias del Ejército” decidieron mantener una usanza que había comenzado en 1948, entregar chicha en cacho al Presidente de la República, arraigadas costumbres campesinas.

Su canto se esparce en la lejanía, llevando el eco de la alegría.

Ahora endilgo a mi corralero, para estar en los festejos de este nuevo aniversario

con los huasos de la ex escuela agrícola de La Serena.

                                                        Nos vemos en ésa. Adiós.

Marcelino Campos Bugueño

Técnico Agrícola

Promoción 1963

                                                               

Glosario

Ladino: se dice de la persona que actúa con astucia y disimulo para conseguir lo que se propone.

Sagaz: astuto

Díscola: rebelde

Endilgar: dirigir, encaminar, facilitar